Home  »  Noticias   »   Por qué Twitter es útil para aprender a comunicar mejor

Muchas de las claves de utilizar Twitter pueden convertirse en técnicas útiles para comunicar mejor en el día a día, en el trabajo y en la vida personal. Sin embargo, por alguna razón hay muchas personas que se dan de alta en esta red social y nunca la utilizan. Se sienten incómodas con Twitter porque es menos intuitiva al principio y se sale de nuestro paradigma habitual de comunicación, pero precisamente ése es el logro de esta red social, que plantea una nueva forma de comunicar, más directa, bilateral, rápida y efectiva. Puede ser una oportunidad para revisar cómo nos comunicamos y mejorar en este aspecto tan esencial de la vida personal y profesional.

– Sintentiza, no superes un número de palabras. Ser capaz de decir mucho con poco es un mérito de los que twittean a menudo, y si lo trasladáramos a nuestro día a día, seguramente tendríamos reuniones más productivas, correos electrónicos más efectivos y en general aumentaría la eficacia comunicativa. Cuentan que en una ocasión el filósofo Pascal escribió a alguien y le dijo “perdona que te escriba una carta tan larga, no he tenido tiempo de escribir una más corta”, y es que a menudo ser capaces de sintetizar requiere un esfuerzo mayor que hablar mucho sin decir nada.

– Date cuenta de qué palabras utilizas. Muchas personas dicen que son positivas, y si cogiéramos sus conversaciones cotidianas y las convirtiéramos en tweets, podríamos ver realmente cuáles son los trending topic en su día a día: los temas de los que más habla, las frases que más utiliza, etc. El lenguaje no es solamente para informar de la realidad, sino que también afecta a crearla, y de la misma manera que en Twitter te seguirán personas aficionadas al fútbol si hablas del tema, o tendrás contactos de recursos humanos si te dedicas a mencionar temas relacionados, en el día a día es probable que te sigan y se interesen por ti las personas que hablen tu lenguaje, que tengan conversaciones e intereses similares.

– No es suficiente con hablar, hay que escuchar. Aquel que solamente publica sus ideas en Twitter y jamás retwittea a otros o les sigue, se queda comunicando solo. En nuestro día a día hay personas que no se dan cuenta de que hablan demasiado y escuchan poco, o que son incapaces de recoger las palabras de los demás y aprender de ellas. La balanza entre escuchar y hablar, compartir ideas propias y recoger propuestas de los demás debería estar más equilibrada en las familias, los grupos de amigos y las empresas.

– Si quieres que la gente te siga, tendrás que interesarte por ellos. Esta regla básica de Twitter les vendría muy bien a muchos directivos, que se olvidan de que el líder necesita escuchar e interesarse por los demás, y no basta con tener un gran ego y muchas ideas, ganas de hablar y de dirigir el mundo.

Nigth King

Esta es la descripción para el usuario Night King para probar como se ve en el artículo