Home  »  Noticias   »   ¿No hay manera de coordinarse? Mejora la comunicación interna de tu empresa

Horas perdidas, conflictos innecesarios, trabajo desaprovechado, resultados insatisfactorios, talento desperdiciado, emociones de enfado… Hay muchas consecuencias negativas cuando se descuida la comunicación interna dentro de una compañía, incluso si se trata de un pequeño negocio familiar. Porque comunicar no se reduce a encontrarse en los pasillos y hablar del partido de ayer o el buen tiempo que hace, sino que además de incentivar el buen clima laboral, la comunicación debe ir dirigida a una mayor coordinación, eficacia y productividad. Además, cuando se prioriza un cierto “buenrollismo” inconsistente por encima del verdadero trabajo en equipo basado en la confianza y el compromiso, las relaciones humanas peligran más, porque una buena comunicación interna, en último término, hace posible el desarrollo del talento, el reconocimiento y la confianza.

– Sé asertivo. Llevarse bien no significa complacer a todo el mundo las 24 horas del día, ni evitar los conflictos a toda costa. La comunicación es más fluida y auténtica cuando se dice claro lo que sea necesario, siempre que se cuide el respeto por la persona y se tenga el tacto suficiente para elegir el momento y el lugar adecuados para dar un feedback negativo. Además, es importante que el mensaje se articule en positivo, es decir, orientado al futuro y a la mejora de todos, de forma constructiva. Para no crear problemas mayores, tanto el que dice algo como el que escucha deben dejar de lado lo personal y centrarse en el interés del equipo, de la empresa, de todos.

– Da reconocimiento. Uno se puede permitir decir clara y asertivamente lo que piensa sobre un informe mal elaborado o un empleado que llega tarde de forma recurrente, si en el día a día valida de forma constante a su equipo, confía en ellos, les empodera y valora su trabajo bien hecho. Acostúmbrate a decir lo que se hace bien y no darlo por supuesto, y eso motivará a tu empresa a mejorar incluso más que cualquier feedback que puedas darles, o incluso ayudará más que toda formación que pudieras invertir en su desarrollo profesional.

– Utiliza herramientas de comunicación eficaz. No sólo de palabras se vive, entre otras cosas porque muchas veces falta tiempo para hacer todas las reuniones, entrevistas y cafés que nos gustaría. Por suerte, vivimos en la era tecnológica y contamos con una gran cantidad de aplicaciones web y móvil que son muy prácticas para aumentar la coordinación en las empresas. Desde ERPs hasta apps estilo Google Drive o Dropbox, si uno no se organiza mejor es porque no quiere.

– Ten reuniones más productivas. Reunirse es fundamental, aunque sea a través de Skype, porque por mucho que uno se coordine bien, somos personas y de vez en cuando hace falta hablar, crear cohesión de equipo y acercarse personalmente en alguna medida. Sin embargo, hay empresas que utilizan la reunión para todo, y que ni siquiera tienen métodos prácticos para que las reuniones sean realmente productivas. Es fundamental prepararse antes, tener muy claros los objetivos, dar paso a que todos participen y sacar un plan de acción y de seguimiento muy concretos para que los acuerdos se cumplan.

Nigth King

Esta es la descripción para el usuario Night King para probar como se ve en el artículo